1/5/11

Bizcocho, nata, chocolate, fresas, almendras...¿que será, será?

¡¡¡FELICIDADES A TODAS LAS MAMIS!!!

Hacía mucho que tenía ganas de hacer un pastel bien completo con su relleno y su cobertura, una tarta que luzca y que mejor ocasión que hoy, Día de la Madre, que venía mi familia a comer. Y estoy muy orgullosa del resultado. Os cuento.




La base de la tarta ha sido el bizcocho genovés que hice en otra ocasión pero sin el cacao ni el café, vamos la receta base sola. Quería que me saliera un bizcocho bien alto para poder hacer tres capas, así que lo he horneado en un molde más pequeño, de unos 18 cm de diámetro. ¡Ha quedado una tarta altíiiisima!

Una vez horneado, lo he desmoldado en una rejilla y he dejado que se enfríe. Luego lo he cortado en 3 capas, es decir, tendremos dos bases de relleno. 



La primera base, la de la parte inferior, la he cubierto de chocolate negro sin azúcar y mermelada de fresa sin azúcar. La he cubierto con una capa. La segunda base de nata montada con edulcorante (he utilizado sugarsol). Y finalmente he colocado la parte superior y la he cubierto toda con nata montada.

¿El toque final?

¡He hecho unas almendras garrapiñadas con sugarsol! No han quedado garrapiñadas del todo, porque se me ha dormido el brazo...creo que si hubiera seguido 10 minutos más habrían salido al final, pero han quedado unas almendras caramelizadas. Al enfriarse se ha quedado un bloque duro, tipo guirlache, así que lo he picado todo con el mortero (mi picadora murió un día cuando intentaba picar chocolate negro del duro...estoy a la caza de una nueva). Con esto, he recubierto los laterales de la tarta. Un toque riquísimo y crujiente.

Finalmente he rallado chocolate con leche sin azúcar sobre la tarta y la he cubierto de fresas. Y aquí el problema. ¡No tenía fresas! Yo quería ponerle unas fresa frescas previamente maceradas con edulcorante en polvo, pero no tenía y ayer no me acordé de comprar. Así que he recurrido a un botecito de fresas en almíbar (¡con azúcar! casi consigo una señora tarta totalmente apta para diabéticos insulinodependientes!). 



La tarta estaba realmente muy buena. Ha sido un lujazo poder compartir el postre con todos. Eso sí, como no estoy acostumbrada, tengo un señor empacho ¡jajajjaja!.


Viendo la foto, habría dado hasta para hacer ¡3 capas de relleno!.

Os hago un resumen de los ingredientes:

Para la decoración:
- nata montada con edulcorante (400 ml, dos botecitos aproximadamente)
- chocolate negro sin azúcar (50 gr, aunque le podéis poner más tranquilamente)
- fresas (¡si son frescas mejor que mejor!)
- chocolate con leche para rallar
- almendras caramelizadas

Para las almendras caramelizadas
- un vaso de agua
- un vaso de edulcorante (he utilizado el sugarsol, no sé como saldrá con otro edulcorante como la tagatosa)
- un vaso de almendras fileteadas (unos 70 gr, en mi caso)

¿Como hacemos las almendras caramelizadas?

Ponemos en una sartén (más bien viejita porque se puede estropear) los 3 ingredientes y la ponemos a fuego fuerte. Y ahora toca remover y remover y remover sin parar hasta conseguir el resultado deseado. Cuando esté listo, poner en papel de plata y dejar enfriar.

Información nutricional

Toca contar mucho: la harina de trigo, la harina de maíz, el chocolate, la mermelada y las almendras. 

El bizcocho son 146 gr de CH (lo contamos en la ocasión anterior). 
Las almendras son 4,5 gr de CH.
El chocolate sin azúcar son 17 gr de CH (mirad la etiqueta de vuestro choco). 
En el caso de las fresas por cada 100 gr son 5,5 gr de CH ¿no es maravilloso?. Podéis contar que le pondríamos unos 100 gr de fresas enteras o troceadas. 

En total el bizcocho son 172,5 gr de CH, más la mermelada, que le habré puesto un par de cucharadas soperas.

Vamos, que para ser una tarta tan contundente, los HC tampoco son tantos. Si divides la tarta en 10 pedazos, cada pedazo son 17 gr de CH, vamos no llega a dos raciones, que sería como una manzana, una naranja o dos rodajas de melón.

¡¡¡¡BON PROFIT!!!

Una pregunta: ¿dónde compráis el estabilizante para la nata?

*Nota: compré la nata montada congelada de la Sirena con la idea de agilizar y vaya chasco. Ayer la dejé descongelándose en la nevera y hoy, al abrir el paquete, ¡era amarilla! y además, de montana nada, era medio líquida. Totalmente defraudada. Nunca más, eso lo tengo claro.

4 comentarios:

  1. Tu madre habrá quedado encantadísima! te lo has currado un montón!

    ResponderEliminar
  2. qué tarta tan rica!!!!!!!!!! te ha salido divina!!!!!!! un montón de sabores juntos, maravilloso! Y lo de las raciones está ideal.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lucía! Un beso!

    Buenos días Rosanna! Pues sí que no es excesiva en los hidratos. Y mira que cuando la iba haciendo pensaba que iba a ser una bomba :-D. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. menudo pastel olgaaaaa seguro que a tu madre le encanto un besazooooooooooo

    ResponderEliminar

Quizás también te resulte interesante...

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares