19/8/11

Gelato di Caffè y Baileys y Roma

Hace semanas puse la heladera en el congelador (aprovechando que había un hueco en un cajón, cosa inusual) pensando en preparar un helado sin azúcar, pero no acababa de decidirme por ninguno....además, tampoco soy muy fan del helado, así que la decisión tenia que ser muy pensada para no equivocarme. 

A principios de Julio estuvimos en Roma y allí pequé un par de veces en un par de heladerías (sí, sí, pequé porque allí el concepto de "sin azúcar" es algo que todavía tiene que evolucionar, así que me tomé un par de helados tradicionales con todo su zucchero y que estaban de vicio) y me tomé un helado de café indescriptiblemente bueno... que además iba coronado de nata montada. No exagero cuando os digo que ha sido el helado más delicioso y cremosos que he comido nunca. Así que en el mismo momento que mi paladar degustó este helado decidí de qué haría el helado en casa: ¡de café!. 

Antes de contaros la receta os voy a dar unos consejos si decidís ir a Roma. Es importante que el hotel incluya el desayuno ya que las cafeterías abusan muchísimo. Por ejemplo, un caffè late y un croissant (desayuno típico de Italia, increíble) son 4 o 5 euros si encuentras un lugar que no sea muy caro. Ahora bien...como se te ocurra la osadía de pedir un bocadillo ¡voulà! ven la luz....y les ves como ponen la cara de: ¿y que les cobro yo ahora?...y tranquilamente te cobran 5 euros por los que ellos deciden llamar panini de carne y lo que es en toda regla un biquini de jamón y queso. Después de dos días sintiéndonos timados con el desayuno fuimos a parar a dos sitios estupendos. Primero, encontramos un forno donde, además de pan, tienen embutidos y otros productos como zumo y macedonia de fruta natural, así que me hicieron un bocadillo de pan de  chapata con jamón cocido buenísimo y además compramos una pasta de hojaldre rellena de nutella (obvio que no era para mi jajajaj) (esta misma pasta también estaba rellena de crema o de miel), macedonia de frutas y un zumo de melocotón y fuimos a buscar un lugar donde tomar un café mientras desayunábamos como Reyes. Decidimos acercarnos a un McDonalds que no miran mucho si llevas algo más que lo que compras y allí cogí un caffè late y entonces vimos que tenían menús de desayuno (o merienda) que incluían un café (late, machiatto, capuchino...) y una pieza de bollería por 1.80 euros. Además, en el McDonalds también encuentras biquinis de jamón y queso por un euro. Así que lección número 1: si el hotel no incluye desayuno, ir a desayunar al McDonalds (en las otras cafeterías la calidad no era mucho mejor) o comprar un bocadillo en un forno


Roma está repleto de restaurantes para extranjeros. Si pretendes comerte un buen plato de pasta casera o una pizza al horno de leña debes buscar y rebuscar y no quedarte en las calles principales ni los alrededores. Las guías nos han ayudado muchísimo con este tema. Gracias a las dos guías que llevábamos descubrimos un par de sitios muy interesantes. Os digo:

LUZZI. Via Celimontana, 1 (cerca del Colisseo). Comimos muy bien y a un precio muy razonable.Yo tomé unos raviolis de ricotta y espinaca caseros que estaban buenísimos  y para acompañar una ensalada mixta que llevaba trozos de un queso fresco riquísimo y mi pareja unos spaguetti al funghi que superaban a mis raviolis. 

Est! Est! Est! Vía Genova, 32 (cerca de la estación de Termini). Buenísimo: tonellone de alcachofa y salchichas....son una especie de spaguetti anchos e iban acompañados de una salsa de nata a basa de alcachofa y carne picada...una autentica delicia. Aquí las pizzas son de masa gorda, así que sí lo que buscáis es pizza de masa fina y crujiente este no es el sitio. Tenían muchos aperitivos típicos como el suppli di riso, una croqueta de arroz rellena de mozarella o flores de calabacín fritas. 

Por cierto la heladería donde me tomé el helado de café fue:
GIOLITTI Vía Uffici del Vicario, 40 (cerca del Pantheon).

Otra cosa importante son las entradas a los sitios. Nosotros básicamente fuimos al Vaticano y al Colisseo y foro romano. En ambos casos las entradas se pueden comprar por Internet ahorrándote así un par de horas de colas mal organizadas.  Si queréis entrar a algún museo, creo que también se pueden adquirir las entradas por Internet. Imprescindible para aprovechar bien el tiempo.

Para acabar: buen calzado cómodo (un par para ir cambiando), ropa fresca y mochila con agua y comida. Y sobretodo: estar dispuesto a caminar, caminar y caminar y seguir caminando hasta el agotamiento.

Y si después de todo este rollo todavía estáis por aquí, os dejo la receta del GELATO DI CAFFÈ (y un toque de Baileys)



Ingredientes (para 7-8 bolas de helado)

1/2  taza de leche ATO NATURA
1 taza de nata líquida
1/2 taza de café expresso
3 yemas de huevo
1/3 de taza de Baileys
80 gr de tagatosa (o 175 gr de azúcar)

¿Cómo?

Ponemos en un cazo a calentar la leche, la nata y el café. Apartar cuando esté templado.

En un bol batimos las yemas junto con la tagatosa. Incorporamos la mezlca anterior poco a poco a las yemas moviendo constantemente. Volvemos a poner todo el conjunto al fuego. 

Vamos removiendo y removiendo sin parar hasta que la masa espese un poco y apartamos del fuego. 

Dejamos enfriar (os podéis ayudar con agua y hielo). 

Cuando la masa esté fría (o templada-fría) la introducimos en la heladera y la ponemos en marcha. En mi caso estuvo una hora y quedo muy cremoso pero no del todo consistente. 

Acabadito de salir de la heladera....

Ponemos una bola en un bol y lo cubrimos con un copete de nata y....

¡¡¡BON PROFIT!!!!

El helado restante lo ponéis en el congelador en un tupper de plástico bien tapado. 

Después de un día en el congelador....


Información nutricional

Apenas tiene CH. En total, podríamos decir que todo el helado tendría una ración, con lo cual, casi que no vale la pena que lo tengáis en cuenta (¡a no ser que os vayáis a comer todo el helado de golpe!).

6 comentarios:

  1. Quina enveja Olga! vaig fer l'Interrail per Italia fa uns anys i desde llavors que tenc ganes de tornar-hi!
    I ara a més tenc ganes de tenir una máquina de fer gelat. I tot per culpa teva!!! :P

    ResponderEliminar
  2. Olga ... Olga ... No pot ser que amb aquesta calor que fa et posis a comentar com assaborir un marabillos gelat Romà-Català, això és no tenir coneixement, així que un dia m'hauràs de convidar a un gelat d'aquests que fas, però de xocolata al 80% de cacao com a mínim.
    ! Ah ...!!! m'ha agradat molt com has exposat les fotos de Roma ... je.je.je..
    Salutacions des de Camprodon ..... aquí no tenen gelats, ni orxata, només vedella de girona (mol bona, aixo si).....LLORENÇ

    ResponderEliminar
  3. La combinacion de cafe con un poquito de Baileys debe estar genial. Gracias por todos los consejos para ir a Roma, a mi tambien me gustar huir de los restaurantes para turistas y disfrutar de algo tradicional y local. Besos

    ResponderEliminar
  4. Lucía, anima't amb la màquina de gelats. No son gaire cares i els resultats son increïbles ;-). Una abraçada maca,

    Llorenç, gràcies. Les fotos estan creades mitjançant un collage del Picassa. Disfruta de la carn de Girona. Una abraçada,

    Marivi ¡cuanto tiempo! Me alegro de saber de ti :-). Un beso guapa y gracias por la visita,

    ResponderEliminar
  5. que pasada que ricooooooooo mmmmmmmmmmmmmmmm besos

    ResponderEliminar
  6. Olga, gracias por pasarte por mi blog y por tu comentario, me llenó de orgullo!!jeje
    Estuve viendo tu blog y me gustó mucho, la idea de hacer recetas para diábeticos está muy buena, ahora me hago seguidora, yo no tengo esa enfermedad pero está bueno bajar tanta azúcar diria que consumimos, asique voy a sacar ideas de tu blog para variar mi dieta. Este helado, desde ya que me apunto la receta, al contrário que a vos me encanta, hasta en invierno me tomo uno!! y la combinación de café y bayleys es espectacular!!
    Besos!Pilar

    ResponderEliminar

Quizás también te resulte interesante...

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares