16/7/11

¿Es importante la longitud de las agujas de insulina?

En los últimos años, a través de diferentes técnicas objetivas de medida, como son la resonancia magnética nuclear, la tomografía axial computarizada y la ecografía, se ha evidenciado en general que el grosor del tejido subcutáneo es menor del esperado. 
Se ha demostrado que, en función de la técnica de administración y la zona escogida, muchas de las inyecciones de insulina podrían inyectarse en tejido intramuscular en lugar de en tejido subcutáneo como sería deseable.

Los resultados de estos estudios de imagen han llevado a las casas comerciales a fabricar agujas cada vez más cortas. Actualmente, en el mercado español existen agujas con longitud variable, entre 5, 6, 8 y 12,7 mm en agujas para jeringas y pens.

Valorar la longitud de la aguja, la zona de inyección y la técnica de administración de insulina son puntos clave para asegurar la absorción a nivel subcutáneo de la insulina.

El grosor subcutáneo puede variar según las zonas de inyección (abdomen, muslo, glúteos o brazo); también según el sexo del paciente, el índice de masa corporal y la morfología y distribución de la grasa abdominal.

La técnica de administración de insulina con o sin pliegue, en ángulo de 90º o 45º han de personalizarse para conseguir una correcta absorción de la insulina.

El artículo de revisión sobre técnicas y sistemas de administración de la insulina (I) publicado en la revistaAvances en Diabetología resume que:
  • las agujas de 6 y 8 mm tienen características similares y podrían ser utilizadas por la gran mayoría de personas con diabetes, independientemente de su edad y de su índice de masa corporal, recurriendo siempre a la técnica del “pliegue” y con ángulo de 45º en niños y, “pliegue” y ángulo de 90º en adultos con normopeso, sobrepeso y obesidad (en este último caso, sin pliegue en la zona abdominal). 
  • Para una correcta individualización, habría que disponer de todas las longitudes de agujas:
    • Agujas de 5 mm, especialmente indicadas en niños, adultos delgados, atletas o personas con sobrepeso-obesidad en las que sea necesario utilizar los brazos por lipohipertrofias en las otras zonas, y a nivel de muslos cuando por problemas de movilidad en las manos no pudieran realizar el pliegue.
    • Agujas de 6 y/o 8 mm como agujas básicas, según se ha indicado antes.
    • Agujas de 12 mm, especialmente indicadas en las nalgas y zona abdominal para pacientes con obesidad central y/o mórbida.
Bibliografia:
M. Vidal, C. Colungo, M. Jansà. Actualización sobre técnicas y sistemas de administración de la insulina (I) “Avances de Diabetología”, 2008; 24(3): 255-269.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te resulte interesante...

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares