16/3/11

Controles 1

¡Hola a todos! Por fin vuelvo a tener Internet. Después de casi una semana sin conexión han encontrado el problema, menos mal, porque ya empezamos a estar bastante cabreados. Eso sí, después de la semana incomunicados (porque si no va Internet tampoco nos va el teléfono), nos rebajan unos 4 euros y medio en la próxima factura. ¿A que es fenomenal? (lease con toda la ironía del mundo, por favor).

He decidido introducir una nueva categoría en el blog, se llamará Mis controles. Más o menos la idea es colgar mis controles de glucemia e ir explicando como he ido corrigiendo las diferentes situaciones. 

Este nuevo apartado tiene dos objetivos: proporcionar información y precisar más mi autocontrol. Pienso que las diferentes situaciones que me voy encontrando pueden ayudar a la gente a solucionar problemas similares y por otro lado, por el hecho de hacer públicos mis controles, seguro que me autocontrolo más todavía, jeje.

En mi último análisis tuve una hemoglobina de 7.1 y espero poder bajar a 6.5 para el siguiente control en julio.

Y allá van mis controles desde el sábado: 


La verdad es que no he tenido una semana muy fina. Aunque en un % importante puedo identificar las causas que me provocaron las hiper y las hipos. Las columnas que estan en cursivas son fines de semana. 

La hiper de 223 del sábado antes de cenar es una gran incógnita, pero creo que tuve un rebote, ya que con la corrección posterior me bajó excesivamente (a 69). 

La hiper del domingo por la noche sé con claridad porqué fue. Estuve un par de horas antes de cenar jugando a la PS3 y me tomé unas patatitas con una cervecita. Así que, en este caso, la responsabilidad es toda mía. Este ejemplo me da muy mala imagen, soy consciente, y realmente no lo acostumbro a hacer (vamos, que es la primera vez que lo hago jajajajjaja!), pero entra dentro de la vida cotidiana, no? Está bien que observéis las consecuencias (y de paso yo también).

La hiper del lunes antes de cenar también tiene explicación. Los lunes voy a clase de just pump. Antes de ir al gim estaba a 170 (un poco elevado para mi gusto), pero como iba al gim, me tomé dos galletas de media ración sin azúcar antes y me dejé puesta la bomba durante la clase. A la vuelta estaba a 206. Sobró la ración previa al gim, ya que es una clase anaeróbica. La próxima vez creo que incluso me corregiré los valores (me pondré un bolus extra).

Y el 183 de esta mañana no tengo ni idea del motivo. Me puse 0,4 unidades antes de ir a dormir, ya que estaba a 146, así que hay una posibilidad de hipo nocturna sin que me haya dado cuenta, pero me extraña mucho. 

Os adjunto un gráfico muy bonito, eso sí, hay que vigilar, porque como está hecho a partir de promedios, no todos son significativos. Sea como sea, parece claro que llego hiper a la cena con bastante frecuencia y los controles en ayunas deben mejorar.

8 comentarios:

  1. No puedo decirte nada porque te analizas mil veces mejor de lo que yo lo haría. Si mañana no alcanzo un valor superior a 200 habré pasado mi primera semana sin alcanzar esa cota. Me está costando mucho esfuerzo y disciplina mantenerme así.

    Es tan extremadamente difícil incluso así mantenerse en límites razonables que descorazona a veces.

    No sé si sabes que soy un extraño caso de DM-I ya que tuve mi debut a los 44 y con 570. Empecé tarde pero a lo grande.

    Lo único que si sé es que para buscar un 6,5 hay que exponerse varias veces a las hipos. Cuídate mucho de ellas, espero que adviertas los síntomas.

    Y mucho ánimo.

    Y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. PD.- Gracias a una hipo un poco fuerte a la hora de comer pude tomar, tras corregirme, mi primera cerveza en meses.

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Gracias por tu comentario!

    Un par de cositas...

    Creo que la hiper está más relacionada con las patatas que con la cerveza. Normalmente me pongo las patatas en un bol, porque así controlo las raciones. Pero ese día fui picando distraídamente de la bolsa y me pasé mucho.

    Por otro lado, el alcohol tiene un primer efecto hiper (que variará en función del tipo de alcohol, e incluso en algunos caso ni se percibirá) y luego hipo con algún regalito extra como una disminución de la respuesta del hígado a la hipo, con lo cual, no libera glucagón, además existe una menor sensibilidad a los síntomas de la hipo. Vamos, que puedes tener una hipo muy fuerte sin ser consciente y sin que el hígado tenga capacidad de reaccionar y en caso de que te des cuenta. Así que mejor no tomar alcohol en casos de hipo ni de hiper, sino cuando tenemos un buen control ;-). Haré una entrada específica sobre este tema un día de estos.

    Respecto a la hemo de 6,5. Son valores difíciles de conseguir, no lo niego. Pero no es imprescindible tener muchas hipos para lograrlo. Se trata de mantener unos valores estables entre 100 y 130, aprox, obviamente con subidas y bajadas, que son casi imposibles de evitar. La hemo es algo así como una media de la glucosa en sangre los últimos 3 meses, y como media, pues si estas siempre muy hiper y muy hipo, te puede salir una hemo más o menos decente, pero no real. Así que es importante acompañar la hemo con los controles diarios.

    Vaya rollo te he soltado!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No te había dejado comentario aún pero me encantó este post. Me parece muy interesante que compartas tus controles con nosotros, y sobretodo los comentarios con las razones sobre esos resultados, que es lo q realmente interesa, para aprender y mejorar.
    Yo una de las cosas que me pierden en este mundo y por la cual posiblemente se hayan originado el 80% de mis hiperglucemias, son las patatas fritas. Me gustan tanto!!!! Eso sí que lo llevo mal, y es que oye, son hipercalóricas y tienen el peor índice glucémico de la historia d la humanidad!!!!!
    Yo ahora con la nueva insulina parece q voy mejor. Estoy contenta, y ya impaciente por saber la nueva hemoglobina. Va a ser más baja seguro.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosanna,

    Me alegro que estés mejor :-D.

    Lo de las patatas es una cuestión de controlar las que te comes ¡y no se puede saber si lo haces directamente de la bolsa! jajajajja! Además, un puñadito de nada ya hacen una ración...ai.... pero que ricas que estan, madre!

    Un beso guapa,

    ResponderEliminar
  6. Al contrario...muchas gracias por las explicaciones. Yo soy metódico y disciplinado hasta el agobio, la diabetes tiene conmigo un hueso duro de roer. Mantenerte entre 100-130 es lo ideal, cierto pero es imposible hacerlo sin irte alguna vez por debajo de 60 o por encima de 180, qué te voy a decir...

    Y digo yo, tanto sube una cerveza como para que las contraindiquen.

    ResponderEliminar
  7. Hola,mi pregunta va sobre el tipo de basal q os poneis. Yo,estando con Levemir,apartee de no ser metódica llegué a 10 de glicosilada,me cambió el endocrino a Lantus,y, con mucho control conseguí un 7 en glicosilada en 2 meses....y 6 kg.
    Pensé q era la Lantus y convencí al endo de volver a Levemir,total q, después d 2 meses no he adelgazado ni un gramo.
    Aalguien ha tenido experiencia similar? Volveriais a Lantus q solo es un pinchazo y con Levemir son 2?estoy hecho un lio.

    ResponderEliminar
  8. Hola Anonimo,

    En mi caso, con bomba de insulina, uso tanto de basal como de bolus la novorapid (ultrarápida).
    Antes de llevar bomba utilizaba Lantus y Novorapid.
    No he tenido diferencias de peso por eliminar la Lantus.
    Hay que tener en consideración una cosa. Cuando estamos en un estado de hiperglucemia constante hay tendencia a disminución de peso. Al haber disminuido la glicada quiere decir que tus controles son mejores y el peso se ha estabilizado (por decirlo de alguna manera).
    También debes considerar si has tenido muchas hipoglucemias en este tiempo. Las hipo pueden provocar momentos de mucha ingesta y de alimentos hipercalóricos, si no se controla.
    Respecto a Lantus y aumento de peso, he buscado un poco en internet a ver si encontraba algo (yo no soy médico) y hay ejemplos de gente que explica algo similar y en la web de vademecun he encontrado lo siguiente:
    "Sanofi ha hecho públicos los datos que demuestran que iniciar el tratamiento con Lantus® (inyección de insulina glargina [origen de ADNr]) en pacientes con diabetes tipo 2 facilita un mejor control glucémico y un aumento de peso leve y similar frente a un grupo de comparación compuesto por otras insulinas, antidiabéticos orales (ADO) y cambios dietéticos. El aumento de peso más bajo se observó en pacientes que iniciaron el tratamiento con niveles basales de A1C inferiores al 8% y en pacientes de 65 años y mayores".

    Espero haberte ayudado en algo.

    Un saludo,

    Olga

    ResponderEliminar

Quizás también te resulte interesante...

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares