6/2/11

Pasta fresca

¡¡¡¡Hola a todos!!!

Sí, sí, dije que estaba de vuelta y llevo una semana sin abrir la boca, pero una vez pasado el tema del PIR, me estoy preparando otra cosa, y entre semana, como que no tengo tiempo ni para rascarme jajajaja. 

Pero ahora, mientras hay fútbol en la tele, aprovecho para escribir una entradita mientras me tomo un poleo menta después de cenar.  No sé si habéis probado esta infusión, pero a mi me sienta de maravilla, especialmente después de comidas un poco copiosas y la cena de hoy lo ha sido. He ido a buscarla a un restaurante japonés que tenemos cerca de casa que se llama Zen. La verdad es que es uno de los mejores restaurantes de comida japonesa que conozco. Normalmente aprovechamos el menú de mediodía que es más baratito, pero hoy no había ganas de hacer nada de cenar, así que me he acercado y he encargado una ensalada con salsa especial zen (la hacen con cacahuetes y sésamo y está deliciosa), una sopa de miso, unos pinchos de pollo que hacen con una salsa riquísima, tempura de verduras y marisco, maki de salmón y arroz frito con marisco. Así que después de tremenda cena para dos, tocaba una infusión para ayudar a mi estomago a hacer la digestión. 

Controlar la glucosa con la comida japonesa me ha llevado un par de sustos. Recuerdo la primera vez que comí maki o sushi. Calculé la cantidad de arroz aproximada y me puse el bolo correspondiente. A las dos horas y media ¡válgame diós! a más de 250...así que aprendí que con el japonés hay que ponerse un poquito más de lo  previsto y luego volver a mirarse por si acaso hay que retocar.

Ai madre, vaya rollo os estoy soltando hoy. Voy a lo que voy. Ya os dije que en Reyes me habían regalado una maquinita de esas para hacer pasta fresca...bueno, más que para hacerla, para darle forma. Más bien me dieron dinerillo y me compré la máquina cuando la vi. Para los que estáis interesados en tener una, me costo 20 euritos en la tienda Casa Viva...obviamente fue una tentación irresistible. La cuestión es que hoy por fin he tenido tiempo de estrenarla.

Os explico un poco el paso a paso y otro día ya os explicaré que salsita la he acompañado.

Según el libro de esta máquina, hay que poner 125 gr de harina y un huevo por persona. Como somos dos, allá yo que voy: 250 gr de harina de trigo y 2 huevos. En caso que no le queráis poner huevos, casa huevo se sustituye por 80 ml de agua. Y nada de sal.

He puesto los huevos y la harina en la panificadora y he puesto el programa de masa. Cuando llevaba un par de minutos he visto que estaba muy seca y le he añadido un poco de agua. He ido ajustando agua- harina, hasta que tenia la consistencia deseada. No debe engancharse en los dedos. La masa ha estado amasando unos 10 minutos.



Acabado el programa de amasado he puesto harina en el mármol y he puesto la bola de masa allí. He cortado la masa en 3 o 4 trozos. Más harina. 

Y ahora tocaba montar la máquina....Pues resulta que hay que sujetarla con un cabestrillo en algún sitio y sólo tengo un sitio para colocarla y no es muy cómodo, así que he hecho lo que he podido. Ya tenemos la máquina bien sujeta al mármol. 

Pongo el número 1, que es el más ancho. Embadurno la máquina de harina bien embadurnada. Paso el primer trozo de  la pasta...y a darle a la manivela. Y así con todos. Después los paso al número 3, es decir, más fino. Si veis que la masa se queda demasiado larga, cortadla por la mitad. Luego paso los trozos por el número 5. Luego los paso por el número 7. Y finalmente por el número 8 que es el que permite la pasta más fina. Ya sé que estáis pensando...¿y por qué no lo pasas directamente por el 8? Pues porque entonces no queda bien. Ya os digo que lo he intentado jajajajja. Importante, durante todo el proceso id echando harina con alegría.




Una vez ya tenemos nuestros trozos bien finitos toca cortarlos (seria necesario volver a cortar los pedazos por la mitad, porque si no os van a quedar unos tallarines interminables). Esta máquina sólo te da dos opciones: tallarines anchos o tallarines fines. He escogido la segunda opción. He ido pasando los trozos uno a uno. Han quedado realmente preciosos y perfectos, jajjaja. A lo mejor parezco muy rara, pero hasta me he emocionado. ¡He tenido un subidón! jajajajaja. 




Han salido un montón de tallarines. He calculado que para unas 5 o  6 personas, platos racionales.



Para el tema de la cocción es un momento. Ponéis una olla con agua a hervir. Cuando rompa a hervir, añadís aceite de oliva y sal y ponéis la pasta. Ya podéis apagar el fuego. Dejáis un minuto y al colador. Ya os lo he dicho: un momento. 

Y ahora la información nutricional

La harina de trigo os la sabéis de memoria. 100 gr equivalen a 70 gr de CH. Si habéis puesto 250 gr de harina, pues es un total de 175 gr de CH. Si lo dividimos en 6 platos, cada plato son unos 30 gramos de CH, 3 raciones. Si usáis el vaso medidor, es mucho más sencillo.

A esto hay que añadirle los ingredientes de la salsa que preparéis. Yo os recomiendo algo ligero con verduras, para no añadir más leña al fuego. En mi caso ha sido una salsa carbonara con champiñones en lugar de bacon. Otro día os doy la receta.


¡¡¡¡BON PROFIT!!!!

Per cert, Rosa, sigues benvinguda.

7 comentarios:

  1. Hola Olga, otra con maquinita! Bueno, yo no tengo pero se la pido a mi cuñada de vez en cuando.
    Quería recomendarte que usaras sémola de trigo en vez de harina normal, se nota la diferencia y además no hay que echar tanta harina para pasar la masa por la maquinita. Pruébalo y me cuentas.
    Además dicen que es mas sana la pasta de sémola que la de harina normal, pero no sé bien porqué, creo que es por el índice glucémico o porque no es sano comer harina casi cruda,...

    Bueno, estaré pendiente de tus recetitas, los tallarines te han quedado perfectos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ranger ¡muchas grácias por la información! He estado consultando lo que comentas. Sí que es cierto que varía un poquito en CH y tiene menos IG. Os pongo:

    Harina de trigo
    100 gr son 70 gr de CH.
    IG 85

    Sémola de trigo
    100 gr son 65 gr de CH
    IG 65

    Pues la próxima vez la haré de sémola. Además seguro que queda más gustosa. También tengo ganas de hacerla de harina integral, de harina de soja y de harina de maíz. Ya iré presentando mis experimentos.

    Gracias y un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola Olga, ¡quiero una máquina como la tuya! (y por ese precio).
    Quería apuntar una cosa sobre la comida japonesa: por lo general, el aliño con el que se prepara el arroz para sushi lleva azúcar (de ahí tu subida), aunque no se note al paladar porque también lleva sal, vinagre, mirin...varía en función del gusto del chef.
    Es que he trabajado de sushiwoman :)

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno, la verdad que esa pasta tiene que estar de lujo, qué maravilla.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola!! venía a decirte que le hice a mi madre el otro día el bizcocho de naranja y quedó encantada!!.
    Gracias por tus recetas
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Lucía ¡ves corriendo al Casa Viva! Seguro que encuentras una :-D. Gracias por la información. Me lo imaginaba con los post-controles, y ahora me lo corroboras. Un beso,

    Nieves, la verdad es que tiene un gusto diferente...ahora estoy pensando hacerla de verduras...mmm...tiene que estar muy rica... ¡con setas! Ai que vicio...Un beso,

    Mª Robledo, me alegro un montón que tu madre disfrutara del bizcocho. Yo tengo pendiente hacer uno a la de ya! jajajajjaa! Es que no tengo tiempo para nada :-(. Un besico,

    ResponderEliminar
  7. Acabo de mirar en la web de Casa Viva, y como me temía en Mallorca no hay ninguna tienda :(

    ResponderEliminar

Quizás también te resulte interesante...

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares